Falta de deseo sexual

Falta de deseo sexual: Cómo alimentarlo

Uno de los puntos que más suele resentirse a la larga en una relación es el apetito sexual. Por diversas razones, el tiempo hace que vaya desapareciendo ese instinto que todas las personas tienen en su interior. En algunas ocasiones, la falta de enamoramiento, en otras, el estrés del trabajo o la inexistencia de tiempo libre. Sea cual sea la razón, lo cierto es que es un hecho que, desgraciadamente, se da en muchos individuos.

Los motivos principales los podemos diferenciar en:

  • Factores psicológicos: La depresión o la ansiedad van a estar directamente ligados con un deseo sexual deteriorado.
  • Factores hormonales: Una baja testosterona puede causar un deseo sexual menor. Por eso, algunas sustancias para el gimnasio no favorecen la actividad sexual.
  • Factores físicos: El cansancio o algún tipo de deformidad pueden estar ligados a un menor apetito.
  • Factores médicos: Algunos fármacos, especialmente los relajantes, pueden motivar un menor deseo en el individuo.

 

5 consejos para aumentar el apetito sexual

La libido tiene que ver directamente con el deseo sexual. De esta forma, cuando tenemos una libido baja puede ser síntoma de un deterioro físico o mental de la persona en cuestión. Por eso, muchos expertos aseguran que la terapia sexual es fundamental para mantener el equilibrio emocional. A continuación, dejamos algunos consejos para mantener el apetito sexual en todo su esplendor:

  • Tomar alimentos afrodisiacos: El aguacate, algunos frutos secos, La sandía, tés con catuaba, la canela… Muchos son los diferentes alimentos que producen un estímulo sexual increíble.
  • Masturbarse regularmente: La masturbación es realmente beneficiosa para las personas. Además, ayudará a mantener ese deseo por el placer intacto.
  • Innovar en la cama: Intentar no convertir el sexo en una rutina es fundamental para disfrutar del mismo, ya que si no acaba siendo aburrido para ambas partes.
  • Practicar juegos y bailes eróticos: A través del erotismo se puede despertar el apetito sexual que podía estar escondido.
  • Practicar ejercicio con asiduidad: Mantenerse en forma hará que nos sintamos más sanos y, por tanto, tengamos mayores ganas de practicar sexo.

Deja un comentario