importancia de los preliminares

Descubre la importancia de los preliminares

El sexo es una actividad íntima que busca alcanzar el disfrute de ambas personas de varias formas y para lograr este cometido, los preliminares son clave. ¿Pero por qué son tan importantes los preliminares? La respuesta yace en sus propias características.

Muchas veces se nos olvida que las relaciones sexuales deben evitar la monotonía, porque pueden llegar a aburrir a alguno de los participantes. Y cuando esto sucede, es posible que se pierda la chispa que incita a la pareja al acto sexual.

Por ello, siempre es importante la variedad en cada encuentro, ya que incentiva a una mejor relación entre los protagonistas de las relaciones. Los preliminares son una forma de lograr esto, debido a lo mucho que puede llegar a significar.

¿Qué son los preliminares?

Con “preliminares” nos referimos a los actos sexuales que ocurren antes del coito, en caso de que se quiera llegar al coito. El problema de esta definición es que los preliminares sexuales pueden llegar a ser muchas cosas, tantas como te imaginas.

Hay quienes definen a los preliminares como toda actividad sexual antes del coito, confundiendo el sexo con el coito. La verdad es que esto no es así, no todo el sexo es penetrativo, y, de hecho, los preliminares pueden ser consideradas como sexo.

Es por ello por lo que puede ser complicado definir exactamente qué son los preliminares y en qué preciso momento empieza “el plato fuerte” por llamarlo de alguna forma. Dado que el sexo es un acto más que todo visceral y no planeado, definirlo por partes es casi imposible.

Sin embargo, aún podemos hacer algo por los preliminares, y es que su función principal es aumentar la excitación sexual. Teniendo en cuenta esto, los preliminares se pueden definir como actos sexuales al inicio de una relación sexual, en búsqueda de mayor placer y excitación.

Las típicas actividades preliminares serían las siguientes:

  • Los besos.
  • Las caricias.
  • Masturbación.
  • El sexo oral.
  • Juegos eróticos de todo tipo.

¿Cuál es la importancia de los preliminares?

Es mucha la importancia de los preliminares. ¿El por qué? Simple, es difícil imaginar el sexo sin ellos. Muchos de nosotros ya tenemos sexo haciendo preliminares, pero sin ponerle nombre, esto demuestra que es vital para las relaciones sexuales.

Dado que también son conocidas como juego previo, estas mejoran la calidad del sexo de muchas formas. Las ventajas y beneficios de incluir preliminares de calidad en el sexo son muchísimas, y a continuación, te las enseñamos.

Beneficios de los preliminares

Los beneficios de los preliminares van desde una mejora en general del sexo, hasta incluso mayor intimidad con pareja. ¿Por qué ocurre esto? Lo cierto es que es común despreciar el inicio del sexo, pero al ser la base, es donde se construye el resto del acto.

He aquí la importancia de los preliminares; son el inicio que puede potenciar o socavar el resto de la actividad sexual. Un sexo sin preliminares puede resultar aburrido, soso, e incluso sentirse forzado. Para un buen sexo, los preliminares deben lograr su primer cometido, que también es su mayor beneficio, el cual es:

Una mayor excitación sexual

Como explicábamos, una de las primeras metas de los preliminares sexuales es aumentar la excitación sexual de ambos. El aumento de la excitación sexual durante el sexo tiene muchos beneficios, entre los que destacan 2 en particular:

  • Mejores erecciones.
  • Mayor lubricación y dilatación vaginal.

Estos beneficios provienen del hecho de que la excitación sexual es una respuesta del cuerpo ante estímulos sexuales, preparándolo para el acto. O, dicho en otras palabras, una mayor excitación sexual se traduce en más capacidad para tener relaciones sexuales.

Además de eso, la excitación sexual afecta los sentidos de varias formas. La respuesta del cuerpo ante estímulos sexuales es preparar el cuerpo para el sexo, lo que incluye intensificar la experiencia. Esto nos lleva al siguiente punto.

Aumento de la sensibilidad e intensificación de emociones

Nuestros cuerpos se preparan para el sexo mejorando los sentidos, volviéndonos más sensibles y atentos a cada detalle. Los preliminares, dado que son un preámbulo, son la preparación perfecta para lograr esta respuesta del cuerpo.

Como pequeña ventaja extra, los preliminares están hechos para preparar el cuerpo, es decir, incentivar esta respuesta de activación. Esta característica puede ser aprovechada para que el cuerpo se prepare mejor para los cambios bruscos que a veces pueden complicarse.

Por ejemplo, en el caso del sexo anal, los preliminares pueden ser aprovechados para dilatar correctamente el ano y dejarlo listo para la penetración. También se puede aprovechar este momento para emplear los lubricantes, juguetes y condones de forma erótica. De esta forma se evita tener que parar un momento y acabar con la inspiración de ambos.

Una mayor sensibilidad se traduce en un sexo mucho más placentero y un conjunto de emociones aún más intensas. Aunque para llegar a esto, se necesita que el nivel de excitación de ambos sea alto, y en eso también ayudan los preliminares.

Se aprende mejor el uno del otro

Todos tenemos sexo de forma distinta, tenemos diferentes gustos en especial y fetiches, por lo que en pareja es importante aprender del otro. En esto los preliminares son una gran ayuda, debido a que, por su naturaleza, se necesita que ambos piensen en ambos.

Los preliminares fuerzan a uno de los participantes a hacer en específico algo que al otro le guste. Esto obliga que, quien esté dando placer, aprenda a hacerlo, logrando mejores resultados. Y si la actividad se repite con frecuencia, ambos aprenderán más y más.

Esta particularidad denota la importancia de los preliminares, ya que puede traducirse en una relación sexual más cercana. A largo plazo, mejora el sexo en gran medida y tiene muchos beneficios, como los siguientes puntos.

Mayor intimidad en pareja

Los preliminares alientan a tener más intimidad como vínculo, cosa que aumenta la confianza entre ambos. Mayor intimidad se traduce también en una relación más cercana, un refuerzo de los lazos, y el siguiente punto.

Mejora la comunicación

Al momento de empezar con los preliminares, ambos deben saber qué es lo que más desean el uno del otro, y esto requiere comunicación. Dado que los preliminares buscan aumentar la excitación sexual de ambos, se necesita que ambos sepan qué hacer para el otro.

En términos generales, durante las relaciones sexuales la comunicación es un elemento clave, pero hay más. Cuando se incluyen preliminares se está definiendo un momento en el que ambos se buscan de forma más íntima, promoviendo la comunicación.

Mejora en general del acto coital

Los preliminares son la potenciación inicial del sexo; son la base del mismo, y son importantes para la calidad de este. Casi se podría decir que, sin buenos preliminares, el resto del sexo puede no resultar tan placentero.

Y es aquí donde yace la importancia de los preliminares; estos multiplican el placer y aumentan el valor físico y emocional del acto sexual. Son tantas las ventajas de los preliminares que pensar en tener sexo sin ellos llega a ser complicado. Y va más allá.

Aumenta el deseo a largo plazo

Los preliminares, al mejorar el sexo (tanto el proceso como el final) terminan por aumentar el deseo de la pareja a largo plazo. Con experiencias más intensas, más placenteras, e incluso más divertidas, se estimula el sentido de recompensa del cerebro, aumentando la libido.

Así que además de mejor sexo, a la larga, los preliminares llevan a más sexo. Esto refuerza los lazos del vínculo, volviéndolos más cercanos. Y en caso de ser una pareja, ayudan en gran medida a mantener una relación sana y duradera.

Formas de incentivar los preliminares

Anteriormente mencionamos que los preliminares ya ocurren en la mayoría de las relaciones sexuales sin siquiera nombrarlas como tal, pero igual estas pueden ser sosas. La primera forma de incentivar los preliminares es ponerles nombre, y darles el valor que se merecen.

Puedes hablarlo con tu vínculo, buscar información acerca de cómo mejorar el juego previo y con ello empezar poco a poco. De todas formas, se podría decir que los preliminares son algo que a casi todos “les sale natural” por lo que no puede complicarse mucho.

Así que te invitamos a probarlo y disfrutarlo al máximo. Es tanta la importancia de los preliminares que después de darle su lugar, la calidad del sexo se multiplicará. ¡Nada mejor que disfrutar el sexo en pareja! Siempre es beneficioso buscar la forma de aumentar el nivel de placer.

Deja una respuesta