Masaje Yoni

Descubre el placer que te ofrece el masaje Yoni

Creemos que todos, en un punto de nuestras vidas, siempre hemos querido disfrutar de otros niveles de placer más allá del proporcionado por el acto sexual convencional. ¿Has pensado en el masaje Yoni? ¡Sí! Esta práctica tántrica que tiene mucho para ofrecer. ¿Quieres descubrir el placer que te ofrece el masaje Yoni? ¡Sigue leyendo!

Como equipo, hemos decidido crear este post para ti, con el objetivo de que entiendas todo lo relacionado con el masaje Yoni, cómo puedes realizarlo y sacar el máximo provecho de él, al igual que otros datos de interés que sin duda alguna te impactarán.

¿Estás preparado para descubrir todo lo que el masaje Yoni tiene para ti? Bueno, en las próximas líneas te proporcionaremos los mejores datos relacionados con esta práctica.

¿Cuál es el origen o historia del masaje Yoni?

Remonta su origen a la tradición hindú y a las prácticas tántricas, las cuales tienen como objetivo alcanzar la máxima conexión entre nuestra parte espiritual y física, mediante técnicas de relajación y bienestar espiritual que nos permite lograrlo.

En otro sentido, la palabra sánscrita “Yoni”, tiene como significado “templo escondido” o “vagina” en otras traducciones. Por lo que, “masaje Yoni”, puede traducirse de manera general como “masaje vaginal”.

¿Qué es el masaje Yoni?

El masaje Yoni consiste en una técnica de masaje genital que se aplica únicamente a la mujer. Este puede ser ejecutado tanto de manera individual (por el mismo receptor) o en pareja, lo que puede convertir el encuentro sexual en un rito de máxima conexión y placer entre ambos.

Es importante destacar que este masaje no tiene como objetivo que se alcance el orgasmo o el clímax, puesto que la intención del mismo es la exploración y el fortalecimiento de la sensibilidad de la vagina, e incluso el auto descubrimiento de la mujer sobre las preferencias de su cuerpo.

Es decir, el masaje Yoni tiene la intención de proporcionar el máximo placer y disfrute a la mujer, por lo que si se aplica de manera indicada, esta puede llegar a descubrir y experimentar un mundo de sensaciones inigualables.

¿Qué se necesita para realizar el masaje Yoni?

Se trata de una técnica bastante sencilla de llevar a cabo y no se necesita una gran variedad de implementos o juguetes sexuales para poder desarrollarla.

Bastará con tener tus manos bien limpias, un ambiente agradable y seguro, aceite lubricante para mejorar el deslizamiento de los dedos y máxima confianza en lo que se quiere lograr.

Si deseas adornar el espacio con velas, esparcir aromas relajantes y crear un contraste de luces romántico en la habitación, también puedes hacerlo, puesto que, debes recordar que este masaje se trata de conectar con tu cuerpo en un máximo nivel, por lo que puedes adoptar todas las medidas que sean necesarias.

¿Cuál es el paso a paso para llevar a cabo un masaje Yoni?

Ahora que conoces lo que es el masaje Yoni, ¿qué te parece si empezamos contándote todo lo que necesitas saber sobre su paso a paso? ¡Comencemos!

Prepara tu cuerpo

Preparar el cuerpo es de suma importancia cuando se quiere efectuar el masaje Yoni, por lo que, empezar con las medidas de higiene adecuadas será lo más importante para garantizar el máximo disfrute.

Puedes darte una ducha previamente, asegurándote de lavar correctamente tus genitales, al igual que las manos. Posterior al baño, puedes aplicar cremas hidratantes con aroma, para sentir un máximo confort y placer con tu cuerpo.

Controla la respiración

Antes de proceder con el masaje, será necesario que hagas ejercicios de respiración profunda para que puedas desconectarte de cualquier factor de preocupación o estrés que te impida disfrutar al máximo del masaje Yoni.

También puedes empezar meditando un poco y poner música relajante, puesto que lo importante siempre será que te sientas cómoda contigo misma, antes de proceder con el masaje.

Comienza por los pechos

¿Sabías que el pecho es una de las partes más erógenas de la mujer? ¡Puedes usar esto a tu favor para relajar otras partes de tu cuerpo como lo es la vagina!

El masaje debe comenzar por el abdomen, tórax y pechos, haciendo énfasis en este último. Y para ello será necesario que humedezcas tus manos con aceite para masajes, para permitir que las mismas se deslicen de manera más suave y placentera a lo largo del cuerpo.

Empieza con movimientos suaves a lo largo de tu abdomen y ve ascendiendo hacia tu caja toráxica y por último tus pechos. Puedes pellizcarlos e incluso apretarlos un poco, para sentir una mayor sensación de placer y relajación en otras partes de tu cuerpo.

Acomoda tu vagina

Una vez hayas hecho esto, ¡es momento de pasar a tu vagina! Necesitarás tener las piernas abiertas y ligeramente flexionadas para despejar toda la zona y tener mayor acceso a ella.

Puedes aportar un poco de calor a tus genitales abrazando tu vulva con tu mano para sentir el calor de la misma y poder entrar mucho más en ambiente. También será necesario que empieces a estimular la zona de afuera hacia adentro, con la finalidad de que recorras cada espacio de la misma, para que cada parte reciba el masaje.

¡Es momento del masaje!

Cuando hayas terminado con las zonas externas, ¡será momento de entrar en acción! Y para ello, deberás iniciar con la estimulación de tus labios internos, para luego proceder con el clítoris, el cual deberás masajear con movimientos suaves y circulares ejerciendo un poco de presión en la zona.

Desliza uno de tus dedos a la parte de la vagina y empieza con la estimulación de su área externa lentamente. ¿Estás lista para un poco de penetración? Bueno, puedes introducir el dedo medio de tu mano derecha (sin dejar de estimular el clítoris en ningún momento) .

Una vez tengas tu dedo dentro de tu vagina, deberás empezar con el masaje interno, ¿cómo? Sencillo, mueve tu dedo suavemente de arriba a abajo para asegurar una dilatación que no te permita sentir dolor. Luego, flexiona el dedo como si quisieras tocar la palma de tu mano para alcanzar el punto G y estimularlo.

Si lo prefieres, puedes introducir el dedo índice en conjunto con tu dedo medio, para que puedas percibir una sensación mucho más intensa y satisfactoria.

¡Detente cuando te sientas preparada!

Es necesario que tengas en cuenta el hecho de que el masaje Yoni no precisamente debe culminar en orgasmo. ¿Por qué? La respuesta es simple, ya que se trata de una técnica de exploración íntima, relajación máxima y estimulación, que tiene como finalidad mejorar el disfrute sexual de la persona.

Por lo que, cuando sientas que ya es momento de parar con el masaje, puedes hacerlo sin ningún tipo de inconvenientes. Pero recuerda tomarte unos minutos para calmarte y asimilar lo vivido antes de empezar con tus actividades rutinarias. ¡La meditación y los ejercicios de respiración pueden ayudar mucho!

¿Cuáles son los beneficios del masaje Yoni?

La verdad es que esta práctica aporta una gran cantidad de beneficios a quien lo practica, puesto que permite una mejor circulación de sangre en la zona vaginal y la vulva, va a aumentar en mayor manera la sensibilidad en el área, al igual que en otras partes del cuerpo.

También te permitirá desarrollar una conciencia más plena sobre tu cuerpo, y por último, podrás conectarte aún más con tu placer y deseo sexual. Sin embargo, otro beneficio que se le atribuye al masaje Yoni, es el hecho de que ayuda a fortalecer los músculos vaginales y combate diversos problemas sexuales.

¿Cómo hacer que tu masaje Yoni sea el mejor?

Una manera de llevar el masaje Yoni al siguiente nivel, es que tu pareja te lo realice. ¡Sí! Puedes hacer de este masaje una buena alternativa para encender la llama entre ambos, ¡verás que será aún más divertido y excitante para los dos!

¿Qué te ha parecido el masaje Yoni? Esperamos que esta información sirva para que puedas disfrutar del placer que te ofrece este maravilloso masaje.

Deja una respuesta