¿Qué son y por qué se producen las poluciones nocturnas?

El organismo humano no dejará nunca de sorprendernos. Todos sabemos que nuestro cuerpo está experimentando continuos cambios a medida que pasan los años. En el caso de los hombres, llega un momento en el que descubren su sexualidad y ciertas partes íntimas que antes no habían tenido en cuenta.

Durante las noches, los hombres pueden experimentar poluciones, o sea, eyacular mientras duermen y así, despertar el día siguiente con la ropa de cama y el pijama manchados de semen. No hay por qué preocuparse porque es normal, especialmente en los jóvenes, quienes no explican a los mayores que han experimentado este hecho.

Muchas personas, en un primer momento no entienden a qué se debe esta situación. Explicar en qué consisten los sueños húmedos es realmente importante, puesto que entenderán que no hay motivo por el que sentirse culpable. Es un acto natural del ser humano y deben saber que es un proceso que tienen que experimentar.

¿Qué son las poluciones nocturnas?

Los sueños húmedos no se comparan a nivel excitación con el orgasmo que pueden experimentar los hombres a la hora de tener relaciones sexuales o masturbarse. En el caso de la polución nocturna, el hombre está completamente relajado mientras duerme y en ese momento, eyacula sin que se dé cuenta. En algunas ocasiones, no recordarán el momento del sueño en el que tuvieron esta excitación.

Estas pérdidas seminales, se producen en el momento en que el sueño es más intenso. Los expertos, aseguran que se trata de un proceso natural del cuerpo para asegurarse que tanto el pene como los testículos están en funcionamiento. Por otro lado, otros expertos afirman que durante los años en los que los hombres tienen un incremento de hormonas y actividad sexual, es lógico que tengan este tipo de pérdidas, puesto que durante esta fase se están formando el pene y los testículos. Algunos hombres experimentan un mayor número de poluciones que otros, un aspecto que no tiene que ver con que el cuerpo se esté asegurando en mayor medida un óptimo funcionamiento de estos órganos.

A medida que nos hacemos adultos, este tipo de poluciones nocturnas deberían experimentarse en contadas ocasiones, pero hay casos en los que no sucede así.

¿Qué hacer ante una polución nocturna?

En caso de que el hombre que esté experimentando este tipo de situaciones aún sea adolescente, necesitará una charla de sus padres para explicarle todo el proceso. Si se cree que la pérdidas son más frecuentes de lo normal, sí se debería acudir al urólogo o bien, a un psicólogo. Los expertos creen que estas poluciones guardan una estrecha relación con la psicología, puesto que acudir a este tipo de especialistas no está de más.

En el caso de que aparezcan frecuentemente en un hombre más adulto, es necesario acudir al urólogo o psicólogo para que oriente al paciente y le indique algunas recomendaciones. Asimismo, podría detectar algún tipo de patología en el pene o los testículos. A través de esta vía natural, el cuerpo puede indicar que hay algo que no funciona del todo bien en esa parte del cuerpo. Por ello, lo más aconsejable sería descartar alguna anomalía yendo al médico. En los demás casos, es absolutamente normal para que los adolescentes conozcan cómo funciona su cuerpo y su sexualidad.